Dr. Andrés Mauricio Portilla Portilla 
Médico Pediatra Universidad Nacional de Colombia.  
Miembro de la Sociedad Colombiana de Pediatría.
Carrera 13 No. 49-40 , Clínica de Marly Cons. 320  
Tels.: 285 0574 - 343 66 00 Ext.1383
Bogotá, Colombia. 
El Momento Oportuno para el Cambio de Dientes. 
Dr. Andrés Portilla, 8 de noviembre de 2012.

Aunque el momento oportuno para la erupción de los dientes permanentes está determinado en parte por la herencia genética, hay muchos factores relacionados con la salud de los niños y niñas que pueden afectarlo. La dentición permanente o definitiva inicia su aparición aproximadamente a los 6 años de edad con el primer molar definitivo y termina en la adultez temprana, entre los 18 y 21 años, con la erupción de los terceros molares o muelas “del juicio”. A diferencia de la dentición temporal o “de leche” que consta de 20 dientes, la definitiva incluye 32 piezas dentales: 4 incisivos, 2 caninos, 4 premolares y 6 molares en el maxilar superior y el mismo número y distribución en el maxilar inferior. Las siguientes gráficas ilustran el aspecto de la dentadura temporal y de la definitiva:

  DENTICION TEMPORAL O "DE LECHE"                                






DENTICION DEFINITIVA

           

Es frecuente ver que la dentición definitiva comienza más precozmente en algunos niños y niñas que en otros. Esto es normal en la gran mayoría de los casos, pero es importante aprender a detectar cuándo la nueva dentición ha iniciado demasiado rápido o, por el contrario, está tardando demasiado y conocer la secuencia normal de la aparición de los dientes definitivos. El orden en que aparece cada pieza dental definitiva es muy constante entre los individuos y las poblaciones. En general, en las niñas la erupción de los dientes definitivos se produce unos 3 a 4 meses antes que en los varones. Aunque la edad promedio de la erupción dental definitiva varía según la población que se estudie, los siguientes son parámetros generales útiles:

Primer Molar Definitivo: aparece entre los 6 y los 7 años (límite normal temprano: cinco y medio años, límite normal tardío: siete y medio años). Esta pieza dental no tiene predecesor, por lo cual hace erupción sin que se caiga ningún diente y generalmente sin que produzca molestias. Primero aparecen los inferiores y luego los superiores.

Incisivos Centrales Inferiores: hacen erupción entre los 6 y los 7 años (límite normal temprano: cinco y medio años, límite normal tardío: siete y medio años).

Incisivos Centrales Superiores: aparecen entre los 7 y los 8 años (límite normal temprano: seis años, límite normal tardío: ocho y medio años). 

Incisivos Laterales Inferiores: entre los 7 y los 8 años (límite normal temprano: seis años, límite normal tardío: ocho y medio años).

Incisivos Laterales Superiores: entre los 8 y los 9 años (límite normal temprano: siete años, límite normal tardío: nueve y medio años).

Caninos Inferiores: entre los 9 y los 10 años (límite normal temprano: ocho años, límite normal tardío: doce años).

Primeros Premolares Superiores: entre los 10 y los 11 años (límite normal temprano: siete años, límite normal tardío: trece años).

Segundos Premolares Superiores y Primeros Premolares Inferiores: entre los 10 y los 11 años (límite normal temprano: siete años, límite normal tardío: trece años).

Segundos Premolares Inferiores y Caninos Superiores: entre los 11 y los 12 años (límite normal temprano: siete años y medio, límite normal tardío: catorce años).

Segundos Molares Superiores: entre los 12 y los 13 años (límite normal temprano: nueve años, límite normal tardío: quince   años).

Terceros Molares o “Muelas del Juicio”: entre los 15 y los 30 años pero pueden no aparecer en algunos casos.

La erupción de la dentición definitiva que se produce fuera de éstos rangos mínimo y máximo puede deberse a factores locales (los que afectan solamente al área del diente o los dientes afectados) o sistémicos (los que afectan la salud general de la niña o del niño) que el Odontólogo(a) infantil y el (la) Pediatra deben investigar.

Asistir a la consulta de Odontología al menos cada 6 meses es la mejor forma de detectar a tiempo éste tipo de alteraciones. 

Fuentes:

Varela Morales M. Actitud del Pediatra ante los trastornos de la erupción dentaria y el crecimiento y desarrollo dentofaciales. En: AEPap ed. Curso de Actualización en Pediatría 2005.Madrid: Exlibris Ediciones; 2005.p.301-308      http://www.aepap.org/sites/default/files/erupciondentaria.pdf

Clichevsky, F. La Cronología Normal de la Erupción Dentaria. Universo Infantil. http://www.universoinfantil.cl/padres/item/36-cronologia

Morgado,D. García, A. Cronología y variabilidad de la erupción dentaria. MEDICIEGO 2011; 17 (Supl.2) http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol17_supl2_%202011/pdf/T16.pdf




La Amigdalitis y la Salud del Corazón.

Dr. Andrés Portilla, 30 de junio de 2012. 




Los padres y madres que tienen hijos en edad escolar han comenzado a dejar atrás esa etapa en las que niños y niñas adquieren con frecuencia infecciones respiratorias (gripas, otitis, faringitis, etc). Muy probablemente también se han acostumbrado a escuchar que los médicos culpamos (con justa causa) a los virus de la mayor parte de las enfermedades infecciosas de los pequeños. Sin embargo, hay una infección que es más frecuente entre los 5 y los 15 años -aunque se puede presentar en otras edades de la vida- producida por una bacteria y no por un virus, que amerita especial atención por el riesgo de sufrir complicaciones si no se trata adecuadamente. Se trata de la amigdalitis bacteriana, causada por el  Streptococcus pyogenes, que se presenta con dolor de garganta de inicio súbito que aumenta al tragar, fiebre de grado variable (usualmente entre 38,3° y 40°C, equivalentes a 101° a  104°F), dolor de cabeza, escalofríos y malestar general. En los más pequeños también se puede acompañar de náuseas, vómito y dolor en el abdomen. En unos pocos casos se puede acompañar de un brote en la piel llamado Escarlatina.

Es importante diagnosticarla y manejarla porque hasta un 3% de los niños y niñas que presentan amigdalitis bacteriana no tratada o tratada inadecuadamente pueden llegar a presentar una complicación tardía llamada Fiebre Reumática, que se debe a una respuesta inadecuada de los mecanismos de defensa ante la bacteria que causa la amigdalitis. Aunque los métodos de diagnóstico y el tratamiento de la amigdalitis por estreptococo han mejorado notablemente en las últimas décadas, la Fiebre Reumática continúa afectando en promedio a 100 personas por cada 100.000 habitantes en los países en vías de desarrollo cada año. Consiste en una inflamación severa del corazón, algunas articulaciones, el sistema nervioso central y la piel. Se manifiesta inicialmente 2 a 3 semanas después de una amigdalitis bacteriana no tratada con un conjunto de síntomas como: inflamación dolorosa que cambia de una articulación a otra como rodillas, tobillos, codos, muñecas o caderas, sensación de fatiga fácil ante actividades que no la producían, dificultad para respirar estando acostado, dolor en el pecho, sensación de que el corazón late muy rápido, decaimiento, y en pocos casos: fiebre, aparición de pequeños bultos no dolorosos en codos o rodillas y de un brote rojizo en tronco y extremidades. Entre 1 y 6 meses después del inicio de la enfermedad se pueden presentar, en unos pocos casos, movimientos incoordinados e involuntarios de las extremidades y de la cara que dificultan el habla.

Aunque la mayoría de éstos síntomas son transitorios, si no se hace un tratamiento adecuado y oportuno, el daño que se produce en el corazón es progresivo y severo, lesionando en forma irreversible a las válvulas cardíacas que se encargan de regular el paso de la sangre y conduciendo a un deterioro en la función de éste órgano que puede llevar a la muerte.

Afortunadamente, la Fiebre Reumática se puede prevenir asistiendo a tiempo a una consulta pediátrica para tratar la amigdalitis bacteriana administrando un antibiótico a las dosis apropiadas y durante el tiempo adecuado.

Fuentes:

Duncker, R.D.  Fiebre Reumática. Cátedra de Cardiología. 2007-2008.  www.kardia.cjb.net 

American Heart Association Rheumatic Fever, Endocarditis, and Kawasaki Disease Committee of the Council on Cardiovascular Disease in the Young, the Interdisciplinary Council on Functional Genomics and Translational Biology, and the Interdisciplinary Council on Quality of Care and Outcomes Research.  American Academy of Pediatrics.  Circulation. 2009; 119: 1541-1551.  http//:circ.ahajournals.org/content/119/11/1541.full



Todavía moja la cama? : Verdades acerca de la Enuresis.

Dr. Andrés Portilla, 27 de marzo de 2012. 




El control de esfínteres es uno de los grandes logros en el desarrollo de los niños y niñas. Al conseguirlo obtienen autonomía y aumentan su autoestima. Esta nueva habilidad requiere la maduración progresiva de una compleja red de mecanismos que involucran al cerebro, la médula espinal, los nervios, los músculos y la vejiga y en su desarrollo también hay en juego factores de aprendizaje, culturales y emocionales. Por lo anterior, es normal que algunas niñas y niños consigan pasar las horas de sueño nocturnas sin evacuar la orina a más temprana edad que otros. La Enuresis es una alteración en la cual la madurez para controlar habitualmente el esfínter de la vejiga durante la noche no se ha conseguido a la edad a la que la gran mayoría de los niños y niñas lo hacen. Aquí despejaremos algunas dudas acerca de la Enuresis:

Hasta qué edad es normal que mojen la cama?
 Es normal que niños y niñas presenten incontinencia de orina durante la noche hasta los 5 años, la cual debe ser cada vez menos frecuente a medida que se aproximen a ésta edad. Por esa razón los médicos no hablamos de Enuresis antes de los 5 años.

Cómo se sabe que un niño o niña presenta Enuresis?
 Si una niña o un niño mayores de 5 años presentan episodios de incapacidad para contener la orina durante el sueño, al menos 1 vez por mes.

En quiénes se presenta con mayor frecuencia la Enuresis?
 Es dos veces más frecuente en varones que en niñas y su riesgo aumenta si alguno de los padres presentó Enuresis. Se presenta menos a medida que se aumenta en edad (un 15% de los escolares a los 5 años y menos del 5% de niños y niñas entre los 8 y los 11 años).  También hay condiciones o enfermedades infantiles que se asocian con la presencia de Enuresis, entre ellas: diabetes, déficit de atención con hiperactividad sin adecuado tratamiento, dolor de cabeza crónico, obstrucción de la vía respiratoria durante el sueño acompañada de pausas respiratorias (apnea del sueño), estreñimiento severo con incontinencia fecal, alteraciones de la función de la vejiga, estrés emocional importante, maltrato infantil y abuso sexual.

Qué importancia tiene para la salud la presencia de Enuresis?
  Los efectos más importantes de la Enuresis son la reducción de la autoestima de la niña o el niño al notar la falta de dominio sobre su propio cuerpo, el impacto emocional en los padres por la frustración frente al control de esfínteres y las limitaciones sociales que se pueden producir en el funcionamiento normal de las familias. En los niños y niñas en los que la Enuresis se asocia a alguna de las enfermedades ya mencionadas, la salud se ve afectada según el caso. 

Qué tratamientos existen para la Enuresis?
  Existen varias alternativas de tratamiento, el cual siempre debe ser supervisado por un Pediatra o un Urólogo Pediatra. Para algunos niños y niñas es suficiente con ajustar algunos hábitos y hacer refuerzos positivos (premiar las noches “secas”). En otros casos se usa una “alarma de humedad” que funciona como un despertador que produce un sonido o vibración que alerta al niño o niña cuando detecta las primeras gotas de orina que se escapan, buscando que se levante y elimine en el baño. En ocasiones se usan medicamentos formulados que favorecen la retención de orina durante el sueño. Algunos expertos usan combinaciones de éstas terapias para lograr mejores resultados. 

Tiene alguna utilidad castigar a las niñas o niños por presentar Enuresis?
No. El castigo físico o emocional (ridiculizarlos, poner en duda sus capacidades, compararlos desfavorablemente, etc.) sólo empeora la condición del niño o niña, produciendo rabia y confusión porque, como ya lo mencionamos, no es una conducta voluntaria ni un intento de llamar la atención, sino la manifestación de dificultades en la maduración o de enfermedades asociadas. Diversas investigaciones recomiendan quitar la sensación de culpa de las niñas y niños con respecto a la Enuresis como base del tratamiento.

Cuáles son los signos de alarma para consultar en forma urgente en los casos de Enuresis?
  El dolor al orinar, el cambio en el color de la orina a rojiza, la sed excesiva asociada a orina muy abundante, la sospecha de abuso sexual y la Enuresis que ocurra en un niño o niña que ya había logrado controlar esfínteres de noche durante más de 6 meses seguidos.
Fuentes:

National Clinical Guideline Centre. Nocturnal Enuresis. The management of bedwetting in children and young people. NICE clinical guideline 111. October 2010.

Consejo de Salubridad General. Mexico. Diagnóstico y tratamiento de la Enuresis no orgánica en la Edad pediátrica  en el Primer nivel de atención. Evidencias y recomendaciones. 2008.

Estudio EPICC. Prevalencia de la enuresis nocturna en la Comunidad Valenciana. Sección infantil del estudio nacional de incontinencia. Actas Urol Esp v. 33 n.9 Madrid, oct. 2009.

Mayo Clinic Staff. Bedwetting. Oct. 12 2011. http://www.mayoclinic.com/health/bed-wetting/DS00611



Dolor en los Huesos: 8 Señales de Alarma.

Dr. Andrés Portilla, 16 de Enero de 2012. 



El dolor originado en los huesos, articulaciones y músculos es una queja frecuente entre los niños y niñas de ésta edad. Factores como su elevado nivel de actividad, participación en disciplinas deportivas y mayor frecuencia de lesiones traumáticas ponen a prueba su sistema músculo esquelético, que todavía está en maduración.

Los Dolores Óseos Recurrentes Benignos, también conocidos como “Dolores de Crecimiento” son la causa más frecuente de ésta molestia, presentándose hasta en un 10% de la población preescolar y escolar. Se caracterizan por ocurrir predominantemente entre los 3 y los 12 años afectando a varones y niñas por igual, se presentan generalmente en la tarde o la noche, afectan fundamentalmente los muslos y las pantorrillas (a veces de un lado, a veces de ambos) y se pueden percibir como dolores profundos. Su intensidad es moderada y sólo en un 10 % de los afectados llega a ser severa. Habitualmente mejoran con reposo, masajes locales, abrigando el área dolorosa y con el uso de analgésicos suaves como el acetaminofén, por lo que al día siguiente ya no hay dolor y se pueden retomar las actividades cotidianas en forma normal. Aún no hay estudios concluyentes acerca de su causa pero se han postulado factores como tener un bajo umbral del dolor (se percibe dolor frente a estímulos que a otras personas no les molestan), reducción de la resistencia del tejido de los huesos, alteraciones de la irrigación sanguínea en los pequeños vasos, exagerada laxitud (movilidad) de los ligamentos y estrés socio-familiar excesivo. Los “Dolores de Crecimiento” no dejan secuelas y desaparecen gradualmente con la edad.

Sin embargo, hay otras condiciones en las que el dolor óseo y/o muscular refleja alteraciones serias e incluso potencialmente peligrosas. La presencia de cualquiera de los siguientes síntomas y/o signos amerita una valoración Pediátrica urgente:

-Presencia de Fiebre (temperatura mayor de 38°C ó 100,4°F) o malestar general que acompañen el dolor en forma repetitiva.

-Dolor durante el reposo que mejora con la actividad.

-Dolor o sensación de articulaciones rígidas (con poca movilidad) al despertar en la mañana.

-Dolor nocturno que no mejore con reposo, masajes locales, abrigando el área dolorosa o con el uso de analgésicos suaves como acetaminofén.

-Presencia de hinchazón dolorosa, enrojecimiento y calor en cualquier articulación.

-Dolor al palpar el hueso afectado.

-Debilidad en los músculos del área afectada.

-Reducción de la velocidad de crecimiento en peso y talla.

Fuentes:

Malleson P.N., Beauchamp R.D. Diagnosing Musculoskeletal Pain in Children. CMAJ. 2001 Jul 24; 165 (2):183-8      http://www.ncbi.nlm.nih.gov

Talesnik E. Dolor Músculo-Esquelético Recurrente en Niños y Adolescentes.      http://escuela.med.puc.cl/paginas/publicaciones/manualped/doloroseo.html

Uziel Y., Hashkes P. Growing pains in children. Pediatric Rheumatology.  2007, 5: 5  doi: 10.1186/1546-0096-5-5    http://www.ped-rheum.com/content/5/1/5



Para pasar un Halloween seguro.

Dr. Andrés Portilla, 31 de Octubre de 2011. 




Por su relevancia, reproducimos aquí las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría para que el día de los niños y niñas sea más seguro:

CONSEJOS PARA HALLOWEEN

Halloween (víspera de Todos los Santos) es una emocionante época del año para los niños, y para ayudar a asegurar que tengan un día de fiesta seguro, he aquí algunos consejos de la American Academy of Pediatrics (AAP). Siéntase en libertad de usar estos consejos en parte o en su totalidad en cualquier documento impreso o emisión radiofónica o televisiva, con reconocimiento de la fuente.

TODOS DISFRAZADOS:

• Planee disfraces que sean brillantes y reflectantes. Asegúrese de que el calzado le quede bien al niño y de que los disfraces sean suficientemente cortos para evitar que los niños tropiecen, queden enredados, o entren en contacto con llamas.

• Considere añadir cinta o tiras reflectantes a los disfraces y a las bolsas para ir a pedir regalos, para mayor visibilidad.

• Dado que las máscaras pueden limitar la vista o bloquearla, considere usar maquillaje no tóxico y sombreros decorativos como alternativas más seguras. Los sombreros deben ser de la talla adecuada a fin de evitar que se deslicen sobre los ojos.

• Cuando adquiera disfraces, pelucas y accesorios, busque y adquiera los que tengan una etiqueta que indique claramente que son resistentes a las llamas.

• Si una espada, un bastón o un palo forma parte del disfraz de su hijo, asegúrese de que no tenga filo ni sea puntiagudo, y de que no sea demasiado largo. Un niño se puede lastimar fácilmente con estos accesorios si se tropieza.

• Obtenga linternas con pilas nuevas para todos los niños y sus acompañantes.

• Enseñe a los niños cómo llamar al 9-1-1 (o a su número de emergencia local) si tienen una emergencia o se extravían.

 

TALLAR UNA CALABAZA:

• Los niños pequeños nunca deben tallar calabazas. Los niños pueden dibujar una cara con marcadores, y después los padres pueden hacer el corte.

• Las velas votivas son más seguras para calabazas iluminadas con candelas.

• Las calabazas iluminadas con velas deben colocarse en una mesa sólida, lejos de cortinas y de otros objetos inflamables, y nunca deben dejarse desatendidas.

 

HOGAR, SEGURO HOGAR:

• Para mantener a los hogares seguros para niños que piden regalos en Halloween, los padres deben quitar del porche y del jardín delantero cualquier cosa con la cual un niño podría tropezar, como mangueras, juguetes, bicicletas y adornos de jardín.

• Los padres deben revisar las luces externas y reemplazar bombillas o focos fundidos.

• Las hojas mojadas deben barrerse de las aceras y los escalones.

• Sujete a los animales de compañía de modo que no salten de manera inadvertida sobre, o muerdan a, un niño que pide regalos en Halloween.

 

EN EL CAMINO DE PEDIR REGALOS EN HALLOWEEN:

• Un padre o un adulto responsable siempre debe acompañar a niños de corta edad en sus recorridos por el vecindario.

• Si sus hijos de mayor edad van a ir solos, planee y revise la ruta que sea aceptable para usted. Llegue a un acuerdo respecto a una hora específica en que deben regresar a casa.

• Sólo se deben pedir regalos en casas que tengan una luz encendida en el porche, y nunca se debe entrar a una casa ni a un automóvil para recibir un regalo.

• Puesto que las lesiones de peatones son las lesiones más frecuentes de niños en Halloween, recuerde a los niños que van a pedir regalos en esa fecha: Permanecer en un grupo y avisar a dónde irán. Llevar un teléfono celular para comunicación rápida. Permanecer en calles bien iluminadas, y siempre ir por la banqueta.

• Si no hay banqueta disponible, caminar lo más cerca posible de la pared, mirando hacia el tráfico.

• Nunca cruzar por jardines ni ir por callejones.

• Sólo cruzar la calle como grupo en pasos peatonales establecidos (según lo reconozca la costumbre local). Nunca cruzar entre automóviles estacionados, ni caminos de entrada que den a la calle, ir a la esquina.

• No asumir que se tiene la preferencia. Los conductores de vehículos motorizados pueden tener problemas para ver a los niños que piden regalos en Halloween. ¡El hecho de que un automóvil se detenga, no significa que otros lo harán!

• Debe notificarse de inmediato de cualquier actividad sospechosa o ilegal a las autoridades que hacen cumplir la ley.

 

HALLOWEEN SALUDABLE:

• Una buena comida antes de fiestas y de ir a pedir regalos en Halloween desalentará a los jovencitos de llenarse con los dulces que reciban.

• Considere adquirir obsequios que no sean alimento para quienes visiten su hogar, como libros para colorear o plumas y lápices.

• Espere hasta que los niños estén en su hogar para clasificar los obsequios y revisarlos. Aunque la adulteración es rara, un adulto responsable debe examinar meticulosamente todos los obsequios, y desechar cualquier artículo sucio, desenvuelto o sospechoso.

• Trate de racionar los obsequios para los días después de Halloween.

©9/07 American Academy of Pediatrics



Cómo reconocer el Déficit de Atención con Hiperactividad.

Dr. Andrés Portilla, 25 de Octubre de 2011. 






En los últimos años ha cobrado importancia el  Trastorno por Déficit  de Atención con Hiperactividad (TDAH) como una de las principales causas de dificultades escolares y sociales entre los niños y niñas. Se caracteriza por la presencia muy frecuente de conductas de hiperactividad, falta de atención y/o impulsividad que alteran el funcionamiento diario de la persona. Es el trastorno de salud mental más frecuente en la infancia y afecta más frecuentemente a los varones que a las niñas. En Bogotá se estima que aproximadamente 6 de cada 100 niños escolares entre los 5 y los 12 años sufren éste trastorno, según el estudio del Dr. Van Meerbeke y colaboradores realizado en el año 2008. En Cuba se ha encontrado que el 3,9% de la población infantil padece TDAH y en Guatemala el 3,7% de los estudiantes entre 1 y 20 años lo presentan.

Reconocer el trastorno precozmente permite una mejor intervención por parte del Pediatra, quien a su vez puede asesorarse de otros especialistas como el Neuropediatra, el Psiquiatra Infantil, los Terapeutas Ocupacionales, etc.  La Academia Americana de Pediatría publicó en el año 2007 el folleto “Comprendiendo el TDAH”,  dirigido a padres, educadores y cuidadores, en el cual se mencionan algunos de los síntomas más frecuentes que se pueden evidenciar en los niños y niñas afectados, entre ellos:

FALTA DE ATENCIÓN

 

Frecuentemente le cuesta trabajo concentrarse, se “eleva”.

Frecuentemente parece no escuchar.

Se distrae fácilmente cuando está estudiando o jugando.

Frecuentemente no pone atención a los detalles, comete muchos “descuidos”.

Frecuentemente no sigue instrucciones y no finaliza tareas.

Frecuentemente pierde varias cosas importantes.

Frecuentemente evita hacer actividades que requieran esfuerzo mental.

HIPERACTIVIDAD

Está en constante movimiento, “no se apaga”.

No puede quedarse sentado/a.

Habla excesivamente.

Frecuentemente corre, salta o trepa en situaciones en las que no debería hacerlo.

No puede jugar en silencio.

IMPULSIVIDAD

Frecuentemente actúa y habla sin pensar.

Corre hacia la calle sin mirar antes de pasar.

Tiene problemas frecuentes para esperar y para conservar su turno.

Interrumpe a otros con frecuencia.

No espera que termine la pregunta para contestarla.


Es normal que todos los niños presenten de vez en cuando comportamientos caracterizados por falta de atención, hiperactividad o impulsividad que pueden deberse a situaciones de estrés, aburrimiento o eventos difíciles en su vida y esto no significa que tengan TDAH. Además, para que se confirme el diagnóstico de “Trastorno”  se requiere que los síntomas ocurran en más de un escenario (es decir: en casa, en el colegio o durante el contacto social habitual); que produzcan  una limitación significativa en las actividades diarias  como el desempeño escolar, las relaciones con hermanos o hermanas, las relaciones con sus amigos o el comportamiento en grupos deportivos; que hayan comenzado a presentarse antes de los 7 años de edad y que hayan durado más de 6 meses.

Fuentes:

American Academy of Pediatrics. Understanding ADHD: information for parents about Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. March, 2007.    www.aap.org

Vélez van Meerbeke, A., Talero Gutiérrez C., González Reyes R., Ibáñez Pinilla M., Attention déficit hyperactivity disorder prevalence of school students in Bogotá-Colombia. Acta Neurol Colomb 2008; 24:6-12.

Pérez Verano José de Jesús. Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad en niños.http://universomedico.com.mx/psiquiatria/20100602529/psiquiatria/transtorno-por-deficit-de-atencion-hiperactividad-en-ninos/menu-id-342.html

 



Cómo detectar la Pubertad Precoz.


Dr. Andrés Portilla, 13 de Agosto de 2011. 




En ésta edad los padres y los cuidadores acompañamos a nuestros hijos e hijas a través de muchos cambios. La aparición de vello alrededor de los genitales (púbico), del vello y del olor axilares, el aumento del tamaño del tejido debajo de las tetillas ( botón mamario) y el aumento del tamaño de los testículos y del pene configuran el inicio de los cambios propios de la pubertad en niñas y niños. Se acompañan de un aumento transitorio en la velocidad del crecimiento en peso y en estatura, de una aceleración en la velocidad de la maduración de los huesos y de conductas caracterizadas por un mayor interés en el sexo opuesto. Éstos eventos ocurren habitualmente  cuando la madurez de los órganos que controlan la producción de hormonas sexuales (cerebro, glándula hipófisis, glándulas suprarrenales, ovarios y testículos) se ha alcanzado y cuando los órganos que reciben la acción de éstas hormonas (genitales, glándulas mamarias, glándulas productoras de sudor, folículos del pelo, etc.) se vuelven sensibles a ellas. La edad promedio del inicio de la aparición de éstos caracteres que denominamos sexuales secundarios es de 10 años en las niñas y de 11 en los niños. Sin embargo, hay casos en los que comienzan a presentarse antes del tiempo  habitual, alteración que llamamos Pubertad Precoz, la cual  se debe a algún defecto en la producción o en el efecto de las hormonas sexuales y que puede tener múltiples causas. 


La Pubertad Precoz es mucho más frecuente en las niñas que en los niños. La mayoría de las veces no hay ninguna enfermedad de base que cause la aceleración en el desarrollo y en  éstos casos las consecuencias más frecuentes de la Pubertad Precoz no tratada adecuadamente son la baja estatura final (debida a que los huesos largos finalizan su crecimiento antes de tiempo) y las relacionadas con los efectos psicológicos y emocionales que produce en la niña, el niño y en su entorno social. Por otro lado, hay casos en los que la Pubertad Precoz se debe a alguna enfermedad que afecta la producción o el efecto de las mencionadas hormonas y que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente porque puede poner en peligro al niño o niña (éstos casos son más frecuentes en los varones). Los siguientes datos te ayudarán a saber si tus hijos deben ser evaluados en forma prioritaria por el Pediatra:

Si se trata de una niña y presenta antes de los 8 años de edad cualquiera de los siguientes cambios: aumento del tamaño del botón mamario (es el tejido que se encuentra debajo de la piel de las tetillas), aparición de vello genital (es ensortijado y más grueso que el resto del vello), aparición de vello o de olor en las axilas, presencia de acné o sangrado genital.

Si se trata de un niño y presenta antes de los 9 años de edad cualquiera de los siguientes cambios: aumento del tamaño de los testículos, aumento del tamaño del pene, aparición de vello genital (es ensortijado y más grueso que el resto del vello), aparición de vello o de olor en las axilas, presencia de acné o de vello facial (bigote) o aumento del tamaño del botón mamario (es el tejido que se encuentra debajo de la piel de las tetillas).

Fuentes:

R. Cañete Estrada. Pubertad precoz: clasificación, clínica y diagnóstico. Unidad de Endocrinología Pediátrica y Crecimiento. Hospital Universitario Reina Sofía. Facultad de Medicina. Córdoba

Tidy,C., Draper, R.  Normal and abnormal puberty.  EMIS 2011.http://www.patient.co.uk/doctor/Puberty-Normal-and-Abnormal.htm



Revisa su Vacunación contra Sarampión y Rubéola.

Dr. Andrés Portilla, 26 de Junio de 2011. 




El sarampión y la rubéola son dos enfermedades infecciosas producidas por virus cuyo contagio se produce fácilmente entre un humano afectado y otro susceptible. El sarampión puede producir complicaciones como infección del oído medio, neumonía, inflamación cerebral y de las meninges e incluso muerte. Aunque la rubéola es generalmente leve, si una mujer en embarazo no vacunada se contagia, puede presentar muerte fetal o secuelas para el bebé como sordera, ceguera y lesiones cardíacas. La vacunación gratuita y sistemática (la vacuna actualmente usada contiene componentes de ambos virus) en los niños al año y a los 5 años de edad  había logrado que en muchos lugares del mundo se consideraran enfermedades erradicadas. Gracias a que la cobertura de vacunación en nuestro medio es satisfactoria, el último caso confirmado de sarampión en Bogotá se reportó en el año 2002 y el de rubéola en 2006. Sin embargo, en algunos países de Africa y de Asia el sarampión sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil y en lo corrido del año 2011  se han confirmado casos de ésta enfermedad en Argentina, Brasil, Francia (es el país que más casos ha reportado), Inglaterra, España, Estados Unidos y Australia, entre otros.


 
En el año 2010 en Colombia se llevó a cabo la campaña de vacunación contra sarampión y rubéola  (vacuna MR por sus siglas en inglés), buscando proteger a la población infantil más susceptible. La Secretaría Distrital de Salud de Bogotá  desarrolló y dió a conocer a partir del pasado mes de mayo los lineamientos respecto a la prevención y vigilancia epidemiológica contra sarampión-rubéola que las entidades correspondientes deben implementar.  De acuerdo con ésta guía, revisa el carné de vacunación de tus hijos y ten en cuenta que:

-Los niños y niñas entre 1 y 8 años a quienes no se les haya aplicado el refuerzo de la vacuna sarampión-rubéola (vacuna MR) en el año 2010, deben recibirlo.

-Los niños y niñas y los adolescentes entre los 6 y los 15 años que no hayan recibido refuerzo de triple viral (vacuna MMR: contra sarampión, paperas y rubéola) a los 5 años deben ser inmunizados  con ésta vacuna.

Las  empresas prestadoras de salud (EPS) públicas y privadas y  los hospitales de la red de salud pública disponen de éstas vacunas sin costo alguno para sus usuarios. Las empresas de medicina prepagada y algunas cajas de compensación también ofrecen éste servicio a sus usuarios, incluyendo la vacuna MMR acelular (con menos efectos colaterales), la cual sí tiene costo.
Como cualquier vacuna, hay casos excepcionales en los que no se debe aplicar y efectos asociados a su aplicación, que generalmente son leves. Consulta tus inquietudes al respecto con tu Pediatra o con el servicio de vacunación de tu prestador de salud.



La protección de la piel desde los primeros años.


Dr. Andrés Portilla, 2 de Junio de 2011. 



Estudios recientes han demostrado que el cáncer de piel y su envejecimiento prematuro podrían prevenirse si desde los primeros años de la vida fuéramos más cuidadosos con la exposición a la luz del sol. La evidencia ha mostrado que hay mayor riesgo de presentar cáncer de piel (melanoma) en la edad adulta ante exposiciones ocasionales pero severas a la luz del sol y reducción significativa de éste riesgo con el uso adecuado de protección solar. La queratosis actínica (una pigmentación anormal de las zonas expuestas) también está relacionada con éstas radiaciones y es una entidad pre-cancerosa.  Además de lo anterior, la cercanía al ecuador terrestre y la mayor altitud de Bogotá (y de otras ciudades en nuestra zona andina) incrementan la intensidad de ésta exposición. 


Las nubes y la lluvia no actúan como bloqueadores solares y en un día oscuro también hay grandes cantidades de radiaciones UV A y UV B. Por todo lo anterior, organizaciones como la Academia Americana de Pediatría  recomiendan las siguientes medidas rutinarias de protección para niños y niñas:

1. Busca sombra y cúbrete: evita la exposición al sol en las horas de su mayor intensidad (10:00 am a  4:00 pm en el hemisferio norte). Usa ropa larga que cubra las extremidades (protege del sol si no puedes ver tu mano a través de ella). Usa sombrero o sombrilla. Usa gafas para sol (verifica que el fabricante ofrezca protección del 100% contra rayos UV).

2. En mayores de 6 meses utiliza un bloqueador solar con un factor de protección de 15 o más (los niños y niñas con muchos lunares, piel muy clara y delicada o antecedentes familiares de melanoma pueden usar un factor mayor) en la cara, las orejas, la nuca, el cuello, las manos, los antebrazos  y en todas las áreas que vayan a exponerse al sol (excepto los ojos). Verifica que la cantidad aplicada sea suficiente para formar una capa contínua sobre toda la piel y vuelve a aplicarlo cada dos horas o antes si has estado dentro de una piscina o en el mar.

3. En los menores de 6 meses se pueden usar mínimas cantidades de protector solar FP 15 (busca que en la etiqueta diga no irritante, sin fragancia e hipoalergénico) sólo en pequeñas áreas de piel (las más expuestas) si no es posible mantenerlos a la sombra o con las medidas de cubrimiento mencionadas arriba.

4. Si vas a usar protector solar, aplícalo al menos 20 minutos antes de salir al aire libre. Esto permite que se forme una capa protectora adecuada sobre la piel.  Permanece atento a que no haya signos de alergia al protector solar (es muy infrecuente) como enrojecimiento o rasquiña previos a la exposición al sol, en cuyo caso debe retirarse con abundantes agua y jabón.

5. Al estar al aire libre revisa periódicamente la piel expuesta. Si la notas enrojecida, es tiempo de buscar un lugar sombreado y fresco.

Dolor de Cabeza : cuándo preocuparse?

Dr. Andrés Portilla 11 de Mayo de 2011. 


En la edad escolar los episodios de dolor de cabeza (cefalea) son relativamente frecuentes y pueden tener muchas causas. La más frecuente de ellas es la tensión emocional o el cansancio. En éste caso la cefalea no se presenta todos los días, generalmente ocurre en la tarde, es de una intensidad moderada que permite que el/la  niño/a siga realizando sus actividades habituales, no dura más de 4 horas, se ubica en el área de la frente o en toda la cabeza, no se asocia a cambios en la visión ni en la audición, no se acompaña de sensibilidad exagerada a la luz ni a los sonidos


y  mejora  o  desaparece  con  una  siesta   o un  período   de descanso.  El diagnóstico se confirma en la consulta con el Pediatra luego de una historia clínica completa y un excelente examen físico.  Si por el contrario, el dolor va aumentando en intensidad o en frecuencia, se acompaña de fiebre o vómito recurrentes ,  interrupción  del  sueño  por  dolor ,  deficiencias   visuales  o auditivas  bruscas, movimientos   anormales ,  cambios  en  la  conducta  o 

en   las  habilidades  normales  ,   debe   consultarse    de  inmediato   a  un servicio  de   urgencias pediátricas.


Vigila su peso desde los primeros años.

Dr. Andrés Portilla 2 de Mayo de 2011. 


La obesidad infantil es un fenómeno cada vez más frecuente. Aunque muchas personas la relacionan con estar saludable (“gordito y rosado”) la evidencia científica y la experiencia han demostrado que los niños y niñas con sobrepeso tienen más probabilidad de ser adultos obesos y que las enfermedades relacionadas que se manifiestan en la edad adulta, como la diabetes, la ateroesclerosis y la hipertensión arterial entre otras, comienzan a desarrollarse en los primeros años de la vida. 


Mantener el hábito de una actividad física (que los haga sudar) durante por lo menos 3 días de la semana mínimo 20 minutos cada vez, restringir el tiempo frente al televisor o el computador a 1 hora máximo al día, ofrecer tres veces al día frutas o verduras y evitar el consumo de bebidas azucaradas (gaseosas, jugos industrializados), fritos, salsas, comidas rápidas, piel del pollo y grasa de la carne son medidas sencillas que reducen el riesgo del aumento excesivo de peso y de sus consecuencias. Asistir periódicamente al Pediatra  te permitirá conocer si la ganancia de peso de tu hija o hijo es adecuada para su edad y su estatura.


Favorecer la autonomía los protege. 

Dr. Andrés Portilla 27 de Marzo de 2011. 



En ésta edad el control de esfínteres se ha completado y niños y niñas tienen la suficiente independencia para ir al baño solos. Es muy importante enseñarles que no necesitan ayuda ni compañía de nadie para asear sus genitales luego de evacuar, que el momento de ir al sanitario requiere privacidad (“a puerta cerrada”, aunque podemos acompañarlos desde fuera de la puerta sobretodo en sitios públicos) y que nadie tiene porqué ver ni tocar sus partes íntimas (se les pueden explicar como las cubiertas por la ropa interior). Estos hábitos y la vigilancia juiciosa de los padres y demás cuidadores reducen el riesgo de sufrir abusos.

Website Builder